Comunicación efectiva en la pandemia: elementos y tips para lograrla

Por Sergio Cazadero, consultor, para Movimiento Viva México

En la actual coyuntura, mantener las relaciones personales sanas es un reto que también debemos atender. Nuestros cerebros se comportan de manera diferente bajo estrés, lo que hace que sea más difícil escuchar, comprender y compartir información. Por ello, la importancia de la comunicación efectiva; aquí te dejamos algunos tips para lograrla.

¡Imagínate! Las personas bajo estrés no retenemos un 80 por ciento de la información que recibimos. Es por eso que la comunicación tiene un papel fundamental en esta emergencia global.
Para poder comunicarnos de manera efectiva podemos pensar en las partes de una receta: los ingredientes, la preparación y, lo más importante, el toque personal. De la misma manera, podemos simplemente dejar de hablar y comenzar a comunicarnos efectivamente en estos tiempos complejos.

Receta para la comunicación efectiva.

Ingredientes: Es muy importante que consideres todos los ingredientes que necesitarás para la comunicación efectiva. Conocer muy bien a quién le estás hablando, detectar sus necesidades y demostrar que lo escuchas activamente. Estas preguntas te ayudarán a descubrir si cuentas con todos los elementos necesarios para iniciar tu conversación:

1. Una taza de ¿Quién dice y escucha?
2. Dos porciones de ¿Por qué?, el propósito de lo que voy a decir.
3. Tres cucharaditas de ¿Qué?, el contenido de mi conversación.
4. Un cuarto de ¿Cómo?, la forma en que lo diré.
5. Media pizca de ¿Con qué?, recursos que utilizaré.
6. Una espolvoreada de ¿Cuándo?, el momento y la duración.
7. Media ración de ¿Dónde?, el lugar más adecuado.

Preparación

Es un arte lograr transmitir un mensaje, las ideas, las creencias, los pensamientos y los sentimientos que queremos comunicar, ya que lo que se comunica, une; lo que une, permite compartir la existencia y la coexistencia entre dos personas, y esto hace que ambas se identifiquen en la comunión interpersonal. Es importante integrar todos los ingredientes considerando los siguientes puntos:

1. Sé conciso. Bajo estrés, las personas rara vez procesan más de 27 palabras en un mensaje.
2. Ten claridad. El exceso de preocupación hace que la información suene más difícil de lo que es.
3. Estructura tus mensajes. Organiza la información para que sea fácil de procesar para tus oyentes.
4. Cuida tu lenguaje corporal. Bajo estrés, confiamos más en nuestras señales no verbales y visuales.
5. No lo alejes. Evita la trampa de hacer preguntas difíciles de comprender a la otra persona.

Toque personal

Es importante que encuentres la forma de que todo lo que digas impacte positivamente en los demás. En todas las relaciones interpersonales, la comunicación efectiva es una condición esencial para que se lleve a cabo de la mejor manera. No olvides intentar involucrar a los demás, reforzar tus mensajes con tu postura corporal y respetar en todo momento la individualidad de cada uno.

¡Recuerda! No es lo mismo comunicar que simplemente hablar. Sigue al pie de la letra esta receta y tips para que disfrutes de una deliciosa conversación con otras personas y logres deleitarte de una comunicación efectiva.

Posiblemente no te quede la comunicación deseada a la primera, pero cuida mucho los ingredientes y pon en práctica el modo de preparación para que poco a poco te quede en su mejor punto, desde luego, sin olvidar lo más importante: tu toque personal.

Tags:
Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.