Balance trabajo-familia: 5 tips para encontrar la armonía

Por Sergio Cazadero para Movimiento Viva México

Si dejamos que el éxito laboral sobrepase los compromisos familiares y vida personal, podría causar pérdidas irreparables; aprende a combinar ambas.

Muchas personas tienen una mayor dificultad que otras para lograr el balance entre sus actividades profesionales y familiares. Los cambios que hemos sufrido en los últimos años han traído como resultado una gran ansiedad y estrés por la incapacidad de manejar todos estos cambios, tanto en lo laboral como en lo personal.

Desafortunadamente, no es un tema sencillo, pero sí una realidad. En muchos casos, la balanza se está inclinando hacia el ambiente laboral; cada vez se desdibuja más la línea divisoria entre estos dos ámbitos. Por un lado, los horarios son casi indefinidos, no son claros y si existen, no se respetan en lo absoluto, no hay hora fija de inicio ni de término, ni días de descanso como solía ser antes. Por eso dicen que “ya no trabajamos de tiempo completo, sino de tiempo recompleto”.

La pandemia nos obligó a adaptarnos a nuevas formas de trabajo y de relacionarnos con la familia. Para muchos esto no ha sido tan complicado, pero para otros ha sido muy difícil y agotador. ¿Y tú, de qué lado te identificas más?

Una investigación realizada por Infamilia y el Instituto de Análisis de Política Familiar (IAPF) plantea los principales pilares del Balance Trabajo-Familia dentro de las empresas: Desarrollo Económico y Patrimonial, Equidad entre Hombres y Mujeres, Flexibilidad Espacial y Temporal, Salud Mental y Física e Integración y Formación Familiar.

 

Pero, ¿qué se entiende por balance trabajo-familia? Según este mismo estudio, “el término Balance proviene de la necesidad de integrar el mundo laboral, personal y familiar de toda persona para su bienestar integral, facilitando las condiciones de trabajo y de previsión social que le permitan responder a sus responsabilidades personales, familiares y sociales”.

Me parece un llamado urgente a que todos podamos contribuir desde nuestra trinchera a realizar un cambio de chip y fomentar la denominada Cultura BTF (Balance Trabajo Familia). Afortunadamente, varias organizaciones han comenzado a buscar alternativas para dar solución a este tema; sin embargo, cada uno de nosotros podemos enfocarnos en algunas claves para lograr este equilibrio.

Te comparto cinco tips para lograr la armonía en el trabajo y la familia.

  1. Dar a cada quien lo que le corresponda: en muchas ocasiones, queremos tratar a los miembros de nuestra familia como miembros de nuestro equipo de trabajo y, por otra parte, en el trabajo desarrollamos una familiaridad con los compañeros que en ocasiones pierde objetividad y obstaculiza el logro de los objetivos.
  2. Desconéctate para conectarte: la hiperconectividad inhibe el equilibrio trabajo-familia, este comportamiento es destructivo para la vida familiar y nuestra capacidad de concentración. Por lo tanto, debes intentar desactivar las notificaciones al llegar a casa, desconecta la red social que más sueles utilizar, y finalmente pon tu dispositivo en modo avión, solo utilízalo en caso de que en verdad requieras hacer una llamada o consultar algo importante.
  3. Aprende a delegar: debes saber confiar más en las personas que te rodean, permite que participen más, tanto en casa como en el trabajo. Recuerda que “quien no participa, no se integra” y lo que quieres lograr es una buena y sana participación de todos.
  4. Adiós a los pretextos: evita que el trabajo se convierta en un pretexto para evadir compromisos o responsabilidades familiares y buscar culpables a tus problemas. Evita el auto engaño y sé sincero contigo mismo.
  5. Piensa dos veces: hay momentos que al tomar decisiones en tu trabajo pueden afectar a tu familia. Pregúntate: ¿esta decisión qué aporta a mi proyecto familiar?, ¿soy capaz y tengo el tiempo para llevarlo a cabo? No tomes decisiones a la ligera.

Hoy, vemos que los espacios y modelos tradicionales de las jornadas de trabajo están en un proceso de reestructuración y estoy seguro que esto traerá grandes beneficios y mejoras en la vida familiar brindando mayor tiempo de convivencia entre los miembros de la familia.

Finalmente, te comparto que según la UNICEF, los datos ponen de manifiesto que invertir en lugares de trabajo compatibles con la vida familiar es bueno para las familias, las empresas, las economías y las sociedades en su conjunto”. Es por ello que todos debemos apoyar este cambio cultural y apoyar cualquier implementación de políticas o estrategias favorables para tu proyecto personal.

¿Y tú, ya encontraste el balance?

Tags:
Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.